viernes, 31 de mayo de 2013

¿QUIÉN DIJO QUE SOÑAR FUERA FÁCIL?


"Una historia de superación personal con garra, ejemplo para todos de que todos podemos. No es fácil construir un sueño. Y aunque no lo es porque duele, generalmente duele, es posible. Y es la magia de la posibilidad lo que debe obligarnos a perseverar hasta conseguirlo.
Siempre hay algún día en el que todo está en juego por mucho que te hayas entregado a tu sueño, así que no te confíes. No te confíes.
Que cada uno elija su sueño y su debut, no hay normas para elegir el camino, pero no dejemos de intentarlo, de buscarlo, de perseguirlo, porque se puede llegar. Se llega.
Y aunque te caigas, allí, cuando apuntes al umbral de la renuncia, allí, no claudiques, busca tu fe, lame tus heridas, aférrate al amor que sientes por lo que tan feliz te va a hacer y lucha.
Yo todavía no he llegado. Prefiero no confiarme y creer que puedo llegar. Hoy me han entrado más ganas, reafirmándome en que no hay nada más en el mundo que superar, que superarse a uno mismo, como Carolina, transformado tu handicap en tu don.
Que la miopía del ser no nos impida ser." TOMADO DEL BLOG ALEJANDRABERNARDO