viernes, 22 de marzo de 2013

LO MENOS ES MÁS

A veces lo más sencillo es lo mejor. Con poco se puede decir tanto...




Las manos pueden hablar en silencio. 
Las manos pueden abrir cualquier puerta
 y dejar que el corazón se pasee 
por los lugares más inesperados.

Y si el corazón avanza, 
se abren puertas y ventanas 
que permanecían cerradas a cal y canto, 
dejando que sea la luz el nuevo habitante de la casa.


Una piedrecita lanzada al estanque silencioso
acaba ondulando la superficie de mi piel
y lo llena todo de música.

Lo menos es más...