lunes, 25 de marzo de 2013

LA FUERZA DE LA VIDA


 




“Somos como plantas que están destinadas a florecer, y no sólo a florecer sino incluso a dar fruto. Mientras no hay transformación, los organismos humanos son como plantas que no llegan nunca a la floración.” Claudio Naranjo



Este es mi hueso de aguacate. Sigue  creciendo.

 Me maravilla, me fascina verlo crecer a mi lado, acompañándome a su paso... 

Ahora es joven pero puede convertirse en árbol maduro y un día sé que podré refrescarme en su sombra.

Estoy enamorada de su belleza, de su fuerza, de su capacidad para estar en la vida.


Hay más plantas en mi casa sin embargo, el tallo de este hueso, es mi ojito derecho.