domingo, 28 de abril de 2013

UN PRECIOSO REGALO PARA ACABAR EL DÍA

Esta tarde...

En esta modesta fotografía no se puede ver la grandeza del maravilloso arcoiris que han descubierto mis hijos al asomarse por la ventana.
Querían hacerle una foto, supongo que para dar fe de este momento tan extraordinario en nuestras vidas.
El arcoiris se ha mostrado completo, ese trocito es solo una quinta parte del total:
¡una semicircunferencia completa!

Y lo quería compartir con vosotros:
¡Un precioso regalo para acabar el día!



Y me he acordado de nuevo...