jueves, 18 de abril de 2013

LO QUE DOY



"Das poco cuando das de tus posesiones.Es cuando das de ti mismo cuando realmente das" 



"El acto de dar es un recibir en sí mismo: yo recibo el placer de que recibas algo bueno que tengo para darte. Recibo la alegría de que me escuches y valores lo que te doy. No tiene sentido dar esperando algo fuera del acto mismo que dar.

Pero llega un momento en que necesito tu palabra: me duele tu silencio".


Te cuento un cuento?
"Una vez, un maharajá que tenía fama de ser muy sabio cumplió cien años. El acontecimiento fue recibido con gran alegría, ya que todos querían mucho a su gobernante. En el palacio se organizó una gran fiesta para aquella noche y fueron invitados poderosos señores del reino y de otros países.
Llegó el día, y una montaña de regalos se amontonó en la entrada del salón, donde el maharajá iba a saludar a sus invitados.
Durante la cena, el maharajá pidió a sus sirvientes que separaran los regalos en dos grupos: los que tenían remitente y los que no se sabía quién los había enviado.
A los postres, el rey mandó traer todos los regalos en dos montones. Uno de cientos de grandes costosos regalos, y otro más pequeño, con sólo una docena de presentes.
El maharajá empezó a abrir los regalos del primer montón y fue llamando a quien se los había enviado. A cada uno lo hacía subir al trono y le decía: - Te agradezco tu regalo, te lo devuelvo y estamos como antes - Y le devolvía el regalo, sin importar qué fuera.
Cuando terminó con el primer montón, se acercó a la segunda montaña de regalos y dijo: - Estos regalos no tienen remitente,. Estos sí los voy a aceptar porque no me obligan a nada y, a mi edad, no es bueno contraer deudas - "
Cada vez que recibas algo, Demián, puede estar en tu ánimo o en el del otro transformar ese dar en una deuda. Si fuera así, sería mejor no recibir nada.
Pero si eres capaz de dar sin esperar  pagos y de recibir sin sentir obligaciones, entonces puedes dar o no, recibir o no, pero jamás quedarás endeudado. Y lo más importante: nunca más nadie dejará de pagarte lo que te debe, porque jamás nadie te deberá nada.

Extracto del libro "Déjame que te cuente" de Jorge Bucay


Saber dar sin esperar nada a cambio, "sólo" porque queremos hacerlo,y saber recibir sin sentirnos obligados a responder, darán mucha paz y tranquilidad a nuestra vida.