domingo, 19 de marzo de 2017

EN LA MEMORIA DE LA PIEL...



Al llegar a casa, la puerta estaba abierta...
y la tele encendida...
Tú estabas sentado en tu sillón, como siempre, con el pelo recien cortado.
Te he visto más joven, sorprendido por nuestra llegada.
He corrido a abrazarte, como siempre.

Gracias por tu visita