jueves, 6 de febrero de 2014

A PROBLEMAS COMPLICADOS...SOLUCIONES SENCILLAS

Comenzaré contándoos es cuentecillo de:

EL CHIMPANCÉ Y EL INVESTIGADOR


Un investigador estudiaba la capacidad de los chimpancés para resolver un problema: Colgó una banana en el centro del techo, a una altura tal que incluso saltando el chimpancé no podía alcanzarla.

La habitación no tenía más que algunas banastas esparcidas por ella. ¿Pensaría el chimpancé apilar las banastas, para trepar encima y comerse la banana?

Pues, no. Esperó pacientemente a que el investigador pasara justo bajo la banana, ¡saltó sobre sus hombros y atrapó la banana!

A veces... un problema aparentemente complicado algunas veces puede revelarse muy sencillo.


Os planteo el problema¿qué hacemos?