miércoles, 31 de julio de 2013

sábado, 27 de julio de 2013

MÚSICA DE VERANO



Siempre me quedará 
la voz suave del mar, 
volver a respirar la lluvia que caerá 
sobre este cuerpo y mojará 
la flor que crece en mi, 
y volver a reír 
y cada día un instante volver a pensar en ti. 

miércoles, 24 de julio de 2013

QUIERO



"Quiero que me oigas, sin juzgarme.
Quiero que opines, sin aconsejarme.
Quiero que confíes en mí, sin exigirme.
Quiero que me ayudes, sin intentar decidir por mí.
Quiero que me cuides, sin anularme.
Quiero que me mires, sin proyectar tus cosas en mí...
Quiero que me abraces, sin asfixiarme.
Quiero que me animes, sin empujarme.
Quiero que me sostengas, sin hacerte cargo de mí.
Quiero que me protejas, sin mentiras
Quiero que te acerques, sin invadirme...
Quiero que conozcas las cosas mías que más te disgusten,
que las aceptes, y que no pretendas cambiarlas.
Quiero que sepas que hoy, por lo menos hoy, tú puedes contar conmigo...
Sin condiciones."

lunes, 22 de julio de 2013

NO SOMOS ISLAS


"El que sufre no es el cuerpo; es la persona. La persona es su biografía. Cada biografía es un fruto esencialmente relacional e interactivo, único e irrepetible, que sigue evolucionando hasta el final de la vida. La persona es el viaje. Soy porque somos. Aquí y ahora, inmersos en un continuo cambio, en búsqueda de la armonía y la felicidad a través de la compasión. Lo que hacemos a otra persona, a cada enfermo, nos lo hacemos a nosotros mismos. Ningún hombre es una isla."


Ramón Bayés. Ubuntu. Medicina Paliativa 2010: 17 (supl. 1), 3-4.

martes, 16 de julio de 2013

DAR Y RECIBIR


"Una vez, un maharajá que tenía fama de ser muy sabio cumplió cien años. El acontecimiento fue recibido con gran alegría, ya que todos querían mucho a su gobernante. En el palacio se organizó una gran fiesta para aquella noche y fueron invitados poderosos señores del reino y de otros países.
Llegó el día, y una montaña de regalos se amontonó en la entrada del salón, donde el maharajá iba a saludar a sus invitados.
Durante la cena, el maharajá pidió a sus sirvientes que separaran los regalos en dos grupos: los que tenían remitente y los que no se sabía quién los había enviado.
A los postres, el rey mandó traer todos los regalos en dos montones. Uno de cientos de grandes costosos regalos, y otro más pequeño, con sólo una docena de presentes.
El maharajá empezó a abrir los regalos del primer montón y fue llamando a quien se los había enviado. A cada uno lo hacía subir al trono y le decía: - Te agradezco tu regalo, te lo devuelvo y estamos como antes - Y le devolvía el regalo, sin importar qué fuera.
Cuando terminó con el primer montón, se acercó a la segunda montaña de regalos y dijo: - Estos regalos no tienen remitente,. Estos sí los voy a aceptar porque no me obligan a nada y, a mi edad, no es bueno contraer deudas - "

Cada vez que recibas algo, Demián, puede estar en tu ánimo o en el del otro transformar ese dar en una deuda. Si fuera así, sería mejor no recibir nada.
Pero si eres capaz de dar sin esperar  pagos y de recibir sin sentir obligaciones, entonces puedes dar o no, recibir o no, pero jamás quedarás endeudado. Y lo más importante: nunca más nadie dejará de pagarte lo que te debe, porque jamás nadie te deberá nada.

Extracto del libro "Déjame que te cuente" de Jorge Bucay

Saber dar sin esperar nada a cambio, "sólo" porque queremos hacerlo,
y saber recibir sin sentirnos obligados a responder, 
darán mucha paz y tranquilidad a nuestra vida.

viernes, 12 de julio de 2013

OYAKUDACHI

video

Oyakudachi es una palabra japonesa que significa ‘'ponernos en la piel de otro'’


Me gustaría poderos explicar cómo me siento 
porque podríais interpretar mejor esta bonita historia. 

Podríais poneros, de alguna manera, en mi piel. 

Os digo que siento la suave brisa en mi cara cuando la mariposa levanta el vuelo.

jueves, 11 de julio de 2013

NO SÉ RESTAR


Soñaré solo porque me he quedao dormido, 
no voy a despertarme porque salga el sol, 

ya se llorar una vez por cada vez que río, 
no sé restar... 


No sé restar tu mitad a mi corazón. 

Puede ser que la respuesta 
sea no preguntarse porqué.

miércoles, 10 de julio de 2013

Y SI ME ESPERAS...


Buscando hacer fortuna como emigrante se fue a otras tierras y entre las mozas una quedó llorando por su querer, vuélvete al caserío no llores más mujer que dentro de unos años muy rico he de volver y si me esperas, lo que tú quieras de mi conseguirás, Maitetxu mía, Maitetxu mía calla y no llores más, yo volveré a quererte con toda el alma Maitetxu mía, y volveré a cantar sortxicos al pasar, y volveré a decirte las mismas cosas que te decía, por oro cruzo el mar y debes esperar. Luchó por el dinero y al verse rico volvió por ella, saltó a tierra el primero porque soñaba con su querer, ya llego al caserío, voy a volverla a ver, no sale a recibirme, que es lo que pudo ser, murió llorando y suspirando, mi amor en donde estás, Maitetxu mía, Maitetxu mía, ya no he de verte más. No volveré a quererte con toda el alma Maitetxu mía, ni volveré a cantar sortxicos al pasar, ni volveré a decirte las mismas cosas que te decía, el oro conseguí pero el amor perdí, Maitetxu mía, Maitetxu mía, muero al vivir sin ti.

Dedicado a A.G.G.

MÚSICA DE VERANO